Blog

Breve historia de la Casa de España de San Antonio

Con una población de casi millón y medio de habitantes, San Antonio es la séptima ciudad más poblada de los Estados Unidos y la tercera de Texas. Fundada en 1731 por 16 familias procedentes de Canarias, enviadas por el rey Felipe V de España para poblar esta zona, la ciudad mantiene una importante población hispana y es el centro de la cultura texana y del turismo en el estado de Texas.  Unos 26 millones de turistas  visitan cada año esta ciudad.

Además de las universidades y centros de investigación médica y científica, que han atraído a profesionales españoles, San Antonio tiene una fuerte presencia militar y es sede de bases aéreas y de campos de entrenamiento del ejército de Estados Unidos. Curiosamente, la presencia militar es en parte el origen de la Casa de España de San Antonio.

En  los años 1970 un grupo de españolas, casadas con militares estadounidenses procedentes de las bases establecidas en España, decidió unirse y formar una asociación denominada Centro Español. Su principal propósito era mantener viva la presencia de lo español y reunirse para compartir recuerdos y costumbres. Solo se admitía en el grupo a personas con nacionalidad española.

Tras la experiencia de los primeros encuentros, el 26 de noviembre de 1979,  el grupo se registró en el Estado de Texas como Casa de España de San Antonio, con el fin de mantener lazos con España, promover la cultura hispana en San Antonio y favorecer la confraternidad entre españoles. Una organización sin fines de lucro que se mantendría con la cuota anual de sus socios.

Además de promover la solidaridad, los estatutos pedían “interesarse por la pureza de la lengua Castellana y procurar que los hijos de los socios aprendan el idioma castellano a la vez que el inglés”.

Se calcula que habría más de cien familias españolas, la mayoría familias jóvenes, con hijos. Dado el interés que despertó entre los hispanos de otros países, sobre todo mexicanos, la asociación comenzó a admitir a personas que simpatizaban con la cultura española. La única exigencia de los estatutos era y sigue siendo que “el presidente y vicepresidente deben ser españoles o poseer pasaporte español”.

Además de las celebraciones anuales, como la Cena de gala, los Reyes Magos, la Verbena de la Paloma, el picnic y otras fiestas, la Casa de España participaba, con sus paellas, tortillas, sangría y folclore,  en las fiestas interculturales que organizaba la ciudad.

En el año 1987, haciendo escala en San Antonio, el rey Juan Carlos y la reina Sofía pasaron varias horas en la ciudad y fueron recibidos en el aeropuerto por un  entusiasta grupo de la Casa de España.

Con más tiempo se detuvo en San Antonio el presidente del Gobierno, José María Aznar, en el 2003. Aprovechando su visita oficial a Washington, quiso venir expresamente a San Antonio y a Miami para saludar a la colonia española. La Casa de España lo agasajó en una recepción.

En los últimos decenios, la comunidad española ha ido disminuyendo en San Antonio y las actividades de la Casa de España se fueron también reduciendo. Sin embargo, en el año 2004  una nueva junta directiva asumió la dirección de la Casa de España y la institución  empezó a tomar un rumbo más activo, centrado sobre todo en actividades culturales sin abandonar el aspecto social.

Según las estadísticas, el 64% de la población de San Antonio es hispana. De hecho, desde la llegada de colonizadores españoles y después con los mexicanos, el idioma español se ha mantenido constante en esta ciudad. Actualmente, además  de los mexicanos,  hay una amplia población de hispanos de otros países como argentinos, colombianos, chilenos, peruanos, puertorriqueños… Sin embargo casi no había en la ciudad eventos culturales en idioma castellano.

La Casa de España se propuso congregar esos grupos hispanos y ofrecer a la población local manifestaciones culturales en diferentes áreas, como literatura, música, arte, cine, teatro, exposiciones, etc.

Empezamos  con una serie titulada Tardes de Cine. Se proyectan películas españolas y después de intercambiar opiniones sobre el filme, sigue una  tertulia con bocadillos, tortilla española y vino.  La primera película que presentamos fue “El Bolas”, en enero de 2007, y la última, por ahora, la número 31,  ha sido “El viaje de Carol“, proyectada el pasado mes de febrero.

Atentos al desarrollo cultural del mundo hispano, la Casa de España ha aprovechado los acontecimientos que han ido marcando la actualidad internacional para ofrecer sus charlas al público de San Antonio. Invitamos a los peruanos para celebrar la concesión del Premio Nobel a Mario Vargas Llosa, con los mexicanos organizamos una despedida a Carlos Fuentes, celebramos un aniversario de Octavio Paz, recordamos a Sor Juna Inés de la Cruz y hablamos de México y el exilio republicano español;  con los argentinos nos referimos a Ernesto Sábado y Jorge Luis Borges, y con los colombianos rendimos el último homenaje a Gabriel García Márquez.
Sin embargo, la mayoría de las manifestaciones culturales organizadas por la Casa de España en los últimos nueve años han tenido relación directa con España.  El Camino de SantiagoToledo ciudad de tres culturalesEsplendor y dispersión del pueblo sefardíVisados para la libertad, entre otros, fueron temas novedosos y muy apreciados por el público de San Antonio. En su momento, hemos recordado también a Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez, Unamuno y Luis Buñuel. Al mismo tiempo, hemos ido ofreciendo cada año conciertos, con pianistas y chelistas españoles, que han interpretado piezas españolas que nunca se habían escuchado en San Antonio.

Mantenemos informadas a todas las instituciones hispanas de Estados Unidos. Con la Casa de España de Houston y de Dallas hemos realizado visitas conjuntas a museos y organizado intercambios sociales. Desde 2010, realizamos anualmente un torneo de fútbol entre las Casas de España de Houston, Dallas, Austin y San Antonio, con paella y tertulia incluidas. También hemos comenzado a mantener una relación estrecha con el Instituto Cervantes de Nueva York y de Albuquerque. Pensamos aprovechar los proyectos de estas instituciones, sobre todo ahora que el Instituto Cervantes se ha establecido en la universidad A&M de San Antonio, tras un acuerdo firmado en noviembre pasado. Dos profesores del Instituto acaban de llegar a la ciudad.

La Casa de España ha sido desde sus inicios, y sigue siéndolo, una organización sin fines de lucro. Los eventos se financian con la cuota anual de los socios y, sobre todo, gracias al aporte de benefactores individuales y de instituciones locales. Actualmente no se recibe ningún aporte económico ni ayuda del consulado de Houston ni del gobierno español. Los diez miembros de la junta directiva son voluntarios. No reciben ningún tipo de honorario y ofrecen generosamente su precioso tiempo para mantener viva la presencia española en San Antonio.

Nunca ha gozado la Casa de España de un local propio. Para nuestras actividades hemos tenido que acudir a los locales de las diferentes universidades de la ciudad con las que mantenemos una estrecha relación, como  UTSA (Universidad de Texas en San Antonio), University of the Incarnate Word, St. Mary´s University y Trinity University. También hemos organizado eventos en colaboración con el Instituto Cultural de México y la UNAM (Universidad Autónoma de México).

En esta primera parte del 2015,  hemos organizado charlas de las Leyendas de la América Hispana y vamos a seguir con los siguientes temas: la celebración del 500 aniversario de Teresa de ÁvilaLa verdadera historia de la fundación de San Antonio, la representación teatral de El Buscón, por un grupo español, y la presentación del libro “A cien millas de Manhattan” por su autor Guillermo Fesser. Después del receso de junio y julio, por las vacaciones, volveremos con otros proyectos para la segunda parte del año.

La cena de gala anual, el tradicional picnic, el torneo de fútbol entre las Casas españolas de Texas, las visitas guiadas a museos, la cena de Navidad y la proyección de películas españolas son eventos que repetimos anualmente.

La colonia española de San Antonio ha ido descendiendo en los últimos años. Actualmente, la Casa de España tiene 50 socios registrados, sólo la mitad de ellos son españoles. Se trata de médicos, catedráticos, científicos y amas de casa. El año pasado comenzaron a llegar nuevas familias españolas. Son profesores de español para escuelas públicas bilingües o profesionales de empresas españolas que se están estableciendo en San Antonio. Esto ha hecho posible, por ejemplo, que se cree un Club de niños, para que mantengan la práctica del idioma castellano.

Fortalecida por la excelente acogida y el éxito que registran sus manifestaciones, la Casa de España de San Antonio siente especial satisfacción en seguir promoviendo la presencia española y del mundo hispano en San Antonio, estrechando los lazos y la cooperación con todos los grupos e instituciones locales que desean mantener viva la herencia cultural hispana.

Juan Carlos Moreno

Vicepresidente, Casa de España en San Antonio